Menú
Menú

Principales actuadores en automoción

Principales actuadores en automoción
5 (99%) 20 votes

Siempre en constante evolución, el sector automotriz acostumbra a ofrecernos numerosas soluciones de accionamiento orientadas a mejorar la confortabilidad y seguridad de los integrantes de un vehículo. Los actuadores en automoción son quizás las piezas menos conocidas pero que más han influido en la aparición de nuevos movimientos. En este artículo vamos a hacer un repaso a todos esos pequeños movimientos de ingeniería que encuentran en el motorreductor su mejor aliado.

En un sector tan competitivo, cualquier mínimo detalle puede condicionar la compra en el consumidor final. Las grandes marcas de coche son conscientes de ello y confían en proveedores TIER 2 capaces de diseñar el movimiento que andan buscando para su modelo. El desafío surge a la hora de encontrar un motor para ese movimiento capaz de ofrecer la máxima calidad, seguridad y durabilidad. Todo ello, además, haciendo frente a las duras condiciones de trabajo, a las limitaciones de espacio y al elevado desgaste que sufren estos mecanismos.

Los actuadores en automoción, como herramientas que imprimen una fuerza para mover un dispositivo mecánico, pueden ejercer su fuerza con una dimensión hidráulica, neumática, magnética o eléctrica. En pequeños movimientos que no requieren el desplazamiento de elementos pesados, basta con un dispositivo electromecánico o actuador impulsado por un pequeño motorreductor. Sí, los motorreductores son fundamentales en muchos de los movimientos que se diseñan y proyectan tanto para el interior como para el exterior de un vehículo.

 

Mecanismos de accionamiento de CLR
Mecanismos de accionamiento de CLR

 

¿Cómo pueden ser los actuadores en automoción?

Neumáticos: generan una fuerza o resistencia a través de la presión del aire. Podríamos encontrarlos en los sistemas de elevación del portón del maletero.

Hidráulicos: Son actuadores que generan el movimiento a partir del desplazamiento de fluidos  (válvulas de un sistema de suspensión variable).

Electromagnéticos: Aquellos basados en el electromagnetismo, ya sea a través de un imán o un electroimán. Suelen utilizarse en aquellos mecanismos del vehículo que funcionan con la corriente eléctrica.

Electromotores o eléctricos: accionamientos donde interviene un motor: sin escobilla, con escobilla, paso a paso…

 

  • Actuadores en automoción para el habitáculo del vehículo

Una vez comentados los principales actuadores, iniciamos nuestro particular repaso a sus aplicaciones más populares.

– Volante

La regulación de la posición del volante respecto del conductor, es un movimiento muy extendido que mejora la confortabilidad de la conducción. A través de un actuador lineal, es posible acercar o alejar el volante en búsqueda de la posición más idónea.

– Reposacabezas

Actuadores rotacionales para el ajuste automático del apoyacabeza.

– Asientos

Aquí podemos encontrar actuadores rotacionales para la regulación lumbar del asiento y actuadores para la regulación automática de su altura y posición.

 

  • Actuadores en automoción presentes en la carrocería

– Espejos retrovisores

Actuadores para el abatimiento de espejos retrovisores. Para el accionamiento del espejo en un espacio tan reducido como un retrovisor, es necesario el diseño de un motorreductor capaz de ofrecer una potencia de más de 4 N-m a una velocidad angular de 18 grados por segundo.

En relación a este actuador, CLR lleva más de 20 años suministrando motorreductores a la empresa líder en fabricación de sistemas de retrovisión. En la actualidad, grandes fabricantes de vehículos como Audi, Ford, Nissan, Volkswagen o General Motors cuentan con la solución de CLR para poner en marcha el movimiento de sus retrovisores abatibles.

 

Prototipo del proyecto de abatimiento de espejos retrovisores.
Prototipo del proyecto de abatimiento de espejos retrovisores.

 

– Actuadores para el movimiento de la luna del retrovisor

Aquí podemos encontrar, por ejemplo, soluciones basadas en el electromagnetismo.

– Techo

Actuadores para la apertura y cierre del techo solar o techo móvil

Hablamos de paneles móviles acoplados sobre una trampilla móvil que permite mediante un movimiento de traslación desplazar el tejadillo. El panel móvil se mueve accionado por dos cables de mando situados sobre las correderas patín. Ese movimiento del techo corredizo viene proporcionado una vez más por el motorreductor.

– Faros

  • Sistemas lavafaros: Actuadores lineales que permiten el desplazamiento del mecanismo de limpieza del faro.
  • Sistemas para la regulación de altura: motorreductor que realiza un movimiento angular. Este se puede usar para la regulación de la altura de los faros o para la orientación de las aspas de los aires acondicionados.

– Tapa depósito de gasolina

Actuador eléctrico para la apertura y cierre de la tapa del depósito.

– Bloque Motor

Actuadores de automoción  para el accionamiento de válvulas de regulación de gases y fluidos. Este mecanismo de accionamiento podemos encontrarlo en el  limpiaparabrisas y tiende a contar con un relé interno dentro de su motor. Este mecanismo cierra o abre los contactos que proporcionan voltaje al motor del limpiaparabrisas. Algunos sistemas limpiaparabrisas cuentan con relés intermitentes que se ayudan de un temporizador para gestionar los movimientos.

– Maletero

Cada vez son más las marcas que incorporan accionamientos automatizados para la apertura y cierre de portón del maletero. Para accionar este movimiento, lo habitual es optar por la transmisión mecánica a partir de actuadores hidráulicos. Estos productos ofrecen una gran durabilidad, ya que no existe desgaste por fricción entre sus componentes.

Por otro lado, algunos fabricantes de automoción optan por la transmisión neumática para sus sistemas de apertura del maletero. Aquí es la energía proveniente de la presión del aire la encargada de impulsar el movimiento de subida y bajada.

 

Como puedes ver, existe todo un universo en torno al uso de motorreductores en el sector de la automoción. Con el diseño adecuado, puedes conseguir la energía para tus pequeños proyectos de ingeniería automotriz. En CLR tenemos una sólida experiencia ofreciendo el apoyo necesario para que estos proyectos puedan convertirse en una realidad. Nuestro equipo de ingeniería es capaz de adaptarse a las duras exigencias de calidad de los fabricantes y las normativas vigentes; brindando una solución adaptada y basada en una filosofía de mejora continua.

¿Quieres desarrollar uno de estos movimientos? ¿Tienes un nuevo proyecto de accionamiento para el automóvil? Cuéntanos qué necesitas y trabajaremos juntos para conseguir tu solución integral.

 

Guía motorreductores

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.