Menú
Menú

Caso de éxito: puertas automáticas de mayor calidad y más silenciosas

Caso de éxito: puertas automáticas de mayor calidad y más silenciosas
4.9 (97.78%) 9 vote[s]

Una empresa experta en la fabricación de operadores, automatismos, motores y accesorios para puertas automáticas de distintos tipos, entre ellas correderas y abatibles, contactó con nosotros para conseguir puertas automáticas de mayor calidad y más silenciosas.La empresa fabrica operadores de alta calidad y larga durabilidad para puertas automáticas peatonales, puertas correderas, puertas batientes, puertas de evacuación y puertas automáticas de cristal.

Objetivo: ahorro y un producto más fiable

La intención del cliente era sustituir un producto de compra por un producto propio, para de este modo obtener un ahorro económico y acceder al mercado con la posibilidad de suministrar su propio producto. Al parecer el producto de compra que utilizaba le daba problemas y necesitaba un producto más fiable.

El sistema de automatización de puertas de colectividad se emplea porque ofrece la ventaja de dar al peatón el acceso a cualquier edificio sin la necesidad de empujar o estirar una puerta.

Su funcionamiento se basa en un reductor que se acopla a una polea dentada. Esta mueve una serie de correas que mueve el peso de las puertas (giratorias, horizontales, abatibles, etc). Todo ello se efectúa con la intervención de una serie de sensores y de controladores.

Descarga gratis: Guía para evitar ruidos y vibraciones molestas en tus reductores

El reto: conseguir un sistema silencioso

Entre los problemas habituales de los sistemas de automatización están las incidencias en los controladores. Esto hace necesario crear un sistema de calidad y que sea lo más silencioso posible.

El desafío era realizar una caja reductora a la que se pudieran acoplar diferentes motores y ejes de salida, además de que fuera muy silencioso y ofreciera una larga vida útil.

El desarrollo del proyecto de puertas automáticas

Una vez que el cliente contactó con CLR, se realizó una primera reunión para recoger sus necesidades. Tras ello, se realizó una cotización del coste de desarrollo del proceso y del producto, para acordar con el cliente los próximos pasos y la solución que mejor se adaptara a su problemática y objetivos.

Una vez acordadas las condiciones que tendría este proyecto, se realizó el primer prototipo para que el cliente pudiese conocer el accionamiento antes de instalarlo.

Tras comprobar que el accionamiento era adecuado, se procedió a la fase de industrialización del producto, del diseño de moldes y del utillaje, se iniciaron las primeras preseries y se entregaron al cliente las primeras muestras para la validación.

Nuestro partner comprobó que el producto de CLR superaba sus expectativas y que era perfectamente válido para ser instalado en sus equipos antes de proceder a la compra final

La solución perfecta

CLR ha sido capaz de fabricar para el cliente un producto que se ajustaba a sus necesidades y superaba sus expectativas: silencioso, con amplia durabilidad e incorporado a sus propios sistemas.

CLR acumula más de 40 años fabricando motorreductores y soluciones de accionamiento. Siguiendo las más estrictas normativas de seguridad de la Unión Europea, altos estándares de calidad y una visión innovadora, trabaja diariamente para encontrar grandes soluciones en las dimensiones más reducidas.

Además, no solo estamos especializados en el ámbito de la electromecánica, sino que realizamos proyectos para sectores como la automoción, el vending, la climatización, la seguridad y Horeca. Ayudamos a realizar cualquier tipo de proyecto de ingeniería, solucionar las necesidades de nuestros clientes y nos comprometemos con el éxito de nuestros partners.

Si necesitas llevar a cabo un proyecto o tienes un problema que no sabes cómo solucionar, no lo dudes, contacta con nosotros, nuestro experimentado equipo estará encantado de guiarte y ayudarte para que encuentres la mejor solución y cumplas con creces tus objetivos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.