Menú
Menú

Mecanismo para la orientación de placas solares

El sol es uno de los tesoros más valiosos que tiene la tierra, por ello, cada vez es más frecuente que los países aprovechen las posibilidades que nos proporciona la tecnología e instalen placas solares con el fin de conseguir energía limpia y renovable.

El hecho de instalar un panel solar no es suficiente para garantizar el máximo rendimiento, un factor decisivo en la eficiencia a la hora de obtener energía fotovoltaica es la instalación de un seguidor solar en el panel.

¿Te gustaría saber más sobre instalaciones fotovoltaicas y orientación de placas solares? ¡Continúa leyendo!

 

Cuando hablamos de instalaciones de placas fotovoltaicas podemos distinguir dos tipos de instalaciones, aquellas que están aisladas de la red eléctrica o las conectadas a ésta. En cambio, cuando hablamos de eficiencia en la instalación nos centramos principalmente en el tipo de placas que utilizan -células monocristalinas, células policristalinas y células amorfas-  y en si el panel tiene o no seguidor solar. La utilización de seguidores solares cada vez es más frecuente en instalaciones fotovoltaicas, debido a las grandes ventajas que éstos presentan.

La radiación solar depende de los movimientos de rotación del sol y varían en función de la latitud y del momento del año. Mientras en invierno la inclinación es máxima y el poder energético de los rayos del sol es mínimo, ya que el sol permanece en un punto muy bajo del horizonte y está visible muy pocas horas del día; en verano, el sol se sitúa en un punto muy alto del cielo, permanece visible durante más horas del día y los rayos del sol inciden de una forma más perpendicular y con mayor rendimiento energético.

 

Por ello, es imprescindible saber cuál es la orientación e inclinación exacta de nuestra ubicación, lo que permitirá elegir la orientación de las placas solares correcta, aumentando el área expuesta a la radiación solar y obteniendo la máxima energía.

Del mismo modo, es fundamental conocer los diferentes paneles que se pueden encontrar en instalaciones fotovoltaicas:

  • Fijo: no posee un sistema de seguimiento que lo oriente perpendicular al sol. El panel se encuentra inmóvil en una posición óptima para obtener la mayor cantidad de energía a lo largo del año. Se trata de la opción que menos energía capta.
  • Seguidor de un eje: el panel gira en un eje pero se mantiene fijo en los otros. De esta forma sigue la órbita del sol pero sin estar perpendicular a la dirección de los rayos solares. Dentro de este tipo de seguidores, se distinguen varios tipos según el eje de giro y la disposición del panel.
  • Seguidor de dos ejes: el panel se mueve en dos ejes de forma que siempre se encuentra perpendicular al sol captando de esta forma la máxima energía posible.

 

Beneficios de utilizar un mecanismo para la orientación de placas solares

  • Incremento notable de la cantidad de radiación recibida por el panel
  • Aumento de la producción de energía en las plantas fotovoltaicas
  • Se mejora la forma en que se entrega la potencia de salida producida
  • Produce mayor capacidad durante más horas al día

 

Gracias a la utilización de mecanismos que varían la inclinación de los paneles solares según latitud la producción de electricidad con respecto a instalaciones fijas se puede aumentar hasta un 30% con seguidores de un eje y hasta un 40% con seguidores de dos ejes.

¿Te gustaría maximizar la electricidad que producen tus placas solares?  Cuéntanos qué necesitas y nuestro equipo de diseño te ofrecerá una solución personalizada a tu problema garantizando siempre la máxima calidad.

 

Deja un comentario