Menú
Menú

Componentes y materiales antivandalismo para dispensadores de billetes

Componentes y materiales antivandalismo para dispensadores de billetes
4.9 (97.65%) 17 votes

Cada vez es más frecuente entre delincuentes el “modus operandi” de reventar dispensadores de billetes con explosivos. Por ello, muchos fabricantes de cajeros automáticos han puesto el foco en mejorar la seguridad de estos equipos para evitar robos y otros daños. En este artículo te contamos cómo reforzar la seguridad de estos componentes y sus reductores con el uso de nuevos materiales antivandalismo.

¿Te preocupa la seguridad de tus máquinas y quieres conocer qué componentes y materiales mejoran la resistencia y las propiedades de protección a nivel mecánico? Entonces, ¡no te pierdas este post!

De forma primordial, para zanjar la preocupación en torno a la seguridad de los dispensadores de billetes, los fabricantes de cajeros automáticos están mejorando las propiedades de sus materiales utilizando plásticos ignífugos que rechacen la combustión y aseguren una rápida extinción de la llama.

 

Quizás te interese: Por qué mejorar tus mecanismos de seguridad con plásticos ignífugos

 

Asimismo, existen otros componentes que ayudan a evitar el gamberrismo o la  destrucción de los equipos, entre los que destacan:

  • Frenos electromagnéticos: Su utilización garantiza el control del movimiento, ayudando a que el mecanismo quede bloqueado en una posición y sea inviolable, es decir, no se puede forzar para cambiar su posición de forma manual.
  • Encoders: Su uso facilita la implementación de las funciones de seguridad y el funcionamiento seguro y eficiente de las máquinas. Los encoders para la seguridad funcional proporcionan información sobre la posición, el ángulo y las revoluciones, que se centra especialmente en la seguridad mecánica y eléctrica. Transforman la información de un formato a otro, con el propósito de estandarización, adecuación de la velocidad o control de la seguridad.
  • Placas electrónicas capaces de cortar la corriente en caso de sobretensión y de esta forma evitar que se produzca un incendio.

 

Tendencias para mejorar la seguridad en dispensadores de billetes y cajeros automáticos

Los ataques a cajeros automáticos y dispensadores de billetes van aumentando año tras año en todo el mundo. El año 2016 ha sido en el que más ataques a cajeros se han producido, solamente en Europa la cifra ha aumentado en un 30% con respecto a años anteriores. Los datos son llamativos y llevan a plantearnos la pregunta ¿a qué se debe tanto acto vandálico? La respuesta es muy sencilla, debido a la transformación que está viviendo el sector financiero hacia el entorno digital. Han nacido nuevos riesgos, riesgos que son estudiados diariamente por los fabricantes de estos equipos con el fin de minimizarlos e incluso, erradicarlos.

 

Si hablamos de ataques podemos distinguir dos grupos, por un lado están los más obvios y tradicionales, los ataques físicos, que afectan a la integridad del cajero, llegando a provocar daños importantes en las infraestructuras donde se localiza, y por otro lado, nos encontramos una serie de asaltos que se están convirtiendo actualmente en el método más preocupante: los ataques lógicos.

 

Cuando hablamos de ataques físicos, el foco de protección se centra en mejorar los materiales con los que están fabricados los dispensadores de billetes, empleando materiales endurecidos y plásticos ignífugos que aseguren una rápida extinción de la llama. En cambio, en los lógicos se hace uso de dispositivos electrónicos externos o softwares maliciosos que requieren una mayor protección.

Una tendencia para incrementar la seguridad en estos casos es la “Biometría”, la tecnología que permite sacar dinero de forma segura.

 

biometría

 

Por muy seguras que sean las tarjetas de crédito o débito, la seguridad que ofrece esta tecnología es mucho mayor, ya que cada uno de nosotros es único y diferente del resto en elementos biológicos y la tecnología se aprovecha de esta unicidad para desarrollar sistemas de autenticación robustos y seguros, a prueba de hackers. De esta forma, mediante la utilización de patrones de reconocimiento, como puedan ser la huella dactilar, el iris o el rostro, se aumentan los niveles de seguridad y dificultan los actos vandálicos.

 

Si queremos que nuestros equipos estén a salvo, debemos buscar un proveedor que tenga entre sus prioridades el estudio de cada proyecto y que sea capaz de asegurar las medidas antivandalismo óptimas y que más se acerquen a tus objetivos comerciales.

En CLR, nuestro equipo de ingeniería trabaja diariamente con la intención de minimizar los riesgos y mejorar las prestaciones de nuestros componentes en un sector tan importante como el de seguridad.

 

control de movimiento

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.