Menú
Menú

Principales retos de la industria 4.0 hoy

El impacto que posee la influencia de la tecnología, los nuevos dispositivos y las nuevas formas de comunicación no solo ha quedado reducido al entorno privado, sino que además está revolucionando día a día el entorno industrial. Nadie escapa ya al concepto industria 4.0, término que recoge la aplicación de tecnologías digitales en la cadena de producción industrial. Y es que hoy en día los procesos industriales exigen una alta conectividad entre todos sus procesos. Pero ¿estamos preparados para seguir esta evolución tecnológica? ¿Dónde situaríamos los límites para las pymes? Este artículo te interesa.

 

El camino hacia la cuarta revolución industrial

La industria 4.0 se presenta como un nuevo hito en el desarrollo industrial, haciendo extensivo el uso del internet y de otras tecnologías. Existe una constante evolución de la que somos testigos día a día y que podemos resumir en un concepto: “La cuarta revolución industrial”.

En resumen, supone la generalización en la industria de ciertos recursos tecnológicos que permiten la interacción entre dos mundos: el físico y digital. En concreto se puede definir como la vinculación del mundo físico y virtual para hacer de la industria, una industria inteligente.

 

Pero, ¿cuáles son los retos de la industria 4.0?

Los retos a los que se enfrenta la industria 4.0 no solo deben centrarse en la aplicación de las nuevas tecnologías mediante la mejora de procesos mecanizados y robotizados; también debe optimizar otras áreas: logística, área comercial, mecanismos de gestión, etc. mediante el uso de sistemas de análisis y desarrollo de software.

¿Qué se pretende conseguir?

  • Implementar sistemas de multi-sensorización que permitan la recolección de datos, sistemas de aprendizaje y una toma de decisiones automática.
  • Seguir procesos Six Sigma, que eliminan la variabilidad con el objetivo de asegurar la reducción de errores, defectos  y fallos de entrega de productos.
  • Asegurar la trazabilidad de los componentes en toda la cadena de valor, aspecto determinante para recopilar la información necesaria de cada unidad producida.

En la búsqueda de una mayor eficiencia, la obtención de procesos optimizados y rentables se fundamentará en la adopción e implementación de herramientas tecnológicas que faciliten la gestión de mantenimiento, siendo capaces de optimizar y automatizar procesos y mejorar la adecuación de un producto.

 

El reto de la fabricación avanzada

Hoy asistimos a un profundo interés por la innovación dentro de los procesos productivos. Esta “fabricación avanzada” busca controlar al máximo elementos como la medición, la planificación de las operaciones o la integración de otros nuevos sistemas y plataformas al sistema productivo.

En relación a este concepto podemos hablar de los siguientes retos para las pymes:

  • Saber gestionar la inversión tecnológica y adaptarse a las nuevas herramientas facilitadoras. La innovación es un elemento diferenciador para la pyme y en este sentido la inversión en automatización y el conocimiento de las aplicaciones digitalizadas es clave. La especialización tecnológica va a convertirse en un elemento diferenciador en cualquier sector industrial.
  • El conocimiento exhaustivo del cliente. Los clientes son cada vez más exigentes y disponen de más información en sus manos para tomar decisiones. Conocer sus necesidades a través de las nuevas estrategias de marketing y el análisis de datos es otro gran reto para cualquier pyme. Hoy ya nadie puede fabricar de espaldas a sus clientes potenciales.
  • Data mining: El análisis de datos para la toma de decisiones. Relacionad con el punto anterior, la llegada de la revolución digital a la industria recoge otro gran objetivo: ser capaces de tomar más y mejores datos para apoyar la toma de decisiones estratégicas La coherencia estratégica solo es posible mediante el análisis de resultados y entornos.

 

El reto de la tecnología de sensores

Absolutamente esencial. De hecho, quizás sea imposible una industria 4.0 al margen de los sensores inteligentes.

Su funcionamiento se centra en proporcionar a las máquinas la capacidad de ver, detectar y comunicar de manera inteligente. Este aspecto se caracteriza por la supervisión de los sistemas de producción y permite detectar fallos o errores volviendo procesos más eficientes y rentables.

En este sentido, instaurar esta tecnología y formarse en ella supone uno de los retos más difíciles para una smart factory.

 

El reto de la digitalización y automatización de procesos

Gracias al IoT los procesos podrán controlarse desde cualquier tipo de aplicación móvil,  planteando una ventaja competitiva frente a los fabricantes que mantengan métodos más convencionales. El concepto de movilidad es fundamental para mejorar tiempos, reducir costes y favorecer la comunicación fabricante-cliente en todo momento.

En definitiva, el concepto de la fábrica 4.0 va tomando mayor relevancia en los diferentes sectores, incluido el de los fabricantes de motorreductores y reductores. CLR ha invertido mucho en esta área computarizando sus procesos productivos e introduciendo nuevos softwares y tecnologías disruptivas como la impresión 3D de moldes para inyección.

¿Te gustaría conocer cuál es la evolución de los proceso”s de fabricación de piezas mecánicas? Este eBook de CLR te interesa: “Claves en la fabricación de piezas mecánicas: De los mecanizados a la impresión 3D

 

eBook fabricación componentes mecánicos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.