Menú
Menú

Diferencias entre motores con escobillas y brushless

En el desarrollo de una aplicación que requiera un motor eléctrico o motorreductor para realizar un accionamiento es común que te plantees esta duda: motores con escobillas o motores brushless o sin escobillas. La elección dependerá del tipo de aplicación que vayamos a desarrollar, su tamaño y los requisitos de potencia. Las diferencias entre estos motores eléctricos vienen dadas por su funcionamiento y estructura. Conoce las particularidades de cada uno en este artículo.

Los motores con escobillas, como indica su nombre, utilizan escobillas conectadas a un colector para realizar el cambio de polaridad en el rotor. Estas escobillas son, por tanto, las encargadas de conmutar mecánicamente la corriente de las bobinas del motor. Por su parte, los motores sin escobillas o brushless no incorporan colector ni escobillas para cambiar la polaridad en el rotor; la conmutación de las bobinas se realiza electrónicamente a través de un controlador de motor.

 

¿Cuáles son las principales diferencias entre motores con escobillas y motores brushless?

La vida útil del motor brushless es mayor: al no tener escobillas, no se producen rozamientos que generen desgaste ni ruido, y no es necesario un mantenimiento continuo. En cambio, el ciclo de vida de los motores con escobillas es menor: genera mayor fricción al realizar el cambio de polaridad, y desprende calor y chispas, por lo que las escobillas acaban deteriorándose y deben ser reemplazadas, lo que requiere un mayor mantenimiento, con los costes que pueda conllevar.

De entrada, el motor con escobillas es más económico que el motor brushless. Asimismo, a diferencia del motor brushless, no necesita un control electrónico para su funcionamiento, a través de un circuito caro y complejo.

No obstante, como consecuencia de la pérdida de calor que se produce en el motor con escobillas, se genera mayor desperdicio de potencia, lo que repercute en su eficiencia. Por el contrario, este no ocurre con el motor brushless, que es mucho más eficiente.

El motor brushless ofrece una mejor relación entre potencia de salida y tamaño y, por tanto, mayor rendimiento. En cambio, esta relación en el motor con escobillas es menor, lo que provoca, a su vez, un menor rendimiento.

Además, el motor brushless también posee una buena relación entre velocidad y par motor, que es moderada en el caso del motor con escobillas, ya que al aumentar la velocidad estas provocan fricción y, por tanto, disminuye el par motor.

Por último el motor con escobillas tiene limitaciones mecánicas derivadas del uso de escobillas, lo que se provoca un menor rango de velocidad en comparación con los brushless. En el caso del motor con escobillas, este rango es alto.

Motor sin escobillas

Mootio, tienda online de motores eléctricos de CLR

¿Cuáles son las principales aplicaciones de los motores sin escobillas?

Como hemos visto, un motor brushless posee una buena relación entre potencia y tamaño. Esto hace que sea idóneo para pequeñas aplicaciones en las que el espacio es reducido como, por ejemplo, un patinete eléctrico. También son interesantes en aplicaciones que requieren baja potencia, como el ventilador de un ordenador.

CLR, Compañía Levantina de Reductores, posee más de 40 años trabajando con motores eléctricos. Su equipo de ingenieros altamente especializado te asesorará en la elección del mejor sistema de accionamiento para tu aplicación o en la mejor solución adaptada. ¿Quieres saber más sobre qué sistema de accionamiento es el más adecuado para dar movimiento a tu proyecto? ¡Descarga nuestra guía para la selección de motorreductores!

 

1 comentario en “Diferencias entre motores con escobillas y brushless

Deja un comentario